Habilite Javascript!

Convenio ONC/RNO/OGCD


Convenio-ONC/RNO/OGCD

Firma de convenio de colaboración con el Observatorio Nacional Ciudadano

2016.05.09 / Red de Observatorios

‘’Detrás de las cifras de violencia existen personas’’, afirmó el Dr. Javier Rivas del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad durante la firma del Convenio de colaboración con el Observatorio del a Gobernanza para la Cooperación y el Desarrollo AC, el pasado 9 de mayo. El director del ONC nos recordó que detrás de cada cifra existen historias de sufrimiento provocadas por el círculo de violencia, corrupción que impera en nuestro país.

Y si bien reconoció que Quintana Roo no se encuentra entre los estados más violentos del país, sí tiene los más altos índices de extorsión. Este dato fue reforzado posteriormente por la Ing. Celina Izquierdo Sánchez, del Observatorio de la Gobernanza para la Cooperación y el Desarrollo (OGCD) quien además señaló que Solidaridad y Benito Juárez, los dos municipios con más actividad turística del estado, tienen los más altos índices de violación sexual denunciada del país. Siendo Solidaridad, el primer lugar nacional y Cancún (Benito Juárez) el tercero.

El Dr. Javier Rivas considera que el gobierno de Quintana Roo, acompañado de la ciudadanía, deberá atender los problemas de violencia que enfrenta el estado ya que afirmó que los problemas que no se atienden están condenados a multiplicarse. Tal como sucedió con Monterrey y Colima, lugares en donde el Observatorio Nacional Ciudadano les alertó sobre el aumento de los índices de violencia, que sus autoridades desestimaron.

Con la firma de este convenio se genera una alianza estratégica con la Red de Observatorios para crear un contrapeso ciudadano ante las instituciones del Estado mexicano a fin de construir una política pública a la altura de las problemáticas en materia de seguridad y justicia.

El Observatorio Nacional Ciudadano, organización de la sociedad civil, tiene como fin ser un instrumento de articulación de las organizaciones sociales para potenciar su incidencia en las acciones de la autoridad. Así como también, informar objetiva y oportunamente a la ciudadanía sobre la situación en materia de seguridad y justicia, y potenciar la incidencia social contribuyendo a elevar la eficacia de las acciones de la autoridad.

Por su parte, El Observatorio de la Gobernanza para la Cooperación y el Desarrollo es una asociación civil conformada por las y los investigadores que han participado en el Observatorio de la Violencia Social y de Género, y el Observatorio Urbano Local de Cancún, quienes han adquirido un amplia experiencia en la asesoría y trabajo a favor de políticas públicas en temas de género y violencia social en el estado de Quintana Roo.

Pero ¿qué más hay detrás de cada estadística, formula y gráfica? Hay historias de vida de miles e seres humanos. Sé a ciencia cierta que en los números que les presentamos, esto queda implícito, pero es incuestionable que no escuchamos todas y cada una de las historias que son de sufrimiento y dolor provocado por el círculo de la violencia, corrupción e impunidad que impera en nuestro país. Por lo tanto, este escrito representa para mí, un intento por anular lo que intentan callar los números que si bien no mienten tampoco describen la realidad sombría de los daños que encubren.

Por si esto no fuera suficiente, cada vez que una mujer es víctima de violencia y se atreve a alzar la voz, inmediatamente es callada y señalada como culpable por el simple hecho de ser mujer. En otras palabras, diariamente atestiguamos la victimización y revictimización de las mujeres. Lamentablemente, la violencia que diariamente padecen las mujeres no es un secreto a voces ni una novedad sino que es un problema de todos conocido.

Señor Secretario,como usted sabe ser mujer en nuestro país es sumamente peligroso, no sólo por los riesgos que implica sino por la falta de acceso a la justicia, la simulación en la investigación de los casos y en la atención a las víctimas debido a que no se siguen los protocolos y normas que sirven para ello. Es peligroso ser mujerporquehay una sociedad que está dispuesta a proteger al agresor, culpar a la víctima, juzgarla y mofarse de ella. Debido a estos factores lasagresiones, violaciones, feminicidios, terminan siendo ejecutados impunemente bajo el resguardo de nuestras instituciones de procuración de justicia que terminan calificando las faltas como menores.

Justamente por cada uno de estos aspectos no es posible afirmar una disminución de 25% del feminicidio como lo ha referido en días pasados durante la presentación de la Alianza Contra la Violencia hacia las Mujeres, Acciones y Compromisos. Si el sustento de dicha información son estadísticas provenientes de las instituciones de procuración de justicia, estas no reflejan lo que deberían representar debido a que sederivan de las denuncias interpuestas ante autoridades que no solo no saben cómo atender a las víctimas sino que muy probablemente no están sensibilizados sobre los elementos constitutivos básicos del feminicidio. Las repercusiones de esta situación son muy claras pues no solo se trata de la revictimización de la víctima y sus familiares, sino que afecta irremediablemente la clasificación e investigación de los hechos. Por esta razón, hemos tenido conocimiento de que claros casos de feminicidios han sido clasificados y considerados como suicidios u homicidios culposos. Esto sucedió en los casos de Mariana Lima o de Nadia Alejandra Muciño Márquez, ambas asesinadas en el Estado de México. Por lo tanto, podemos afirmar que no tenemos certeza alguna sobre la disminución de la incidencia de feminicidios.

En el Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad (ONC) nos dimos a la tarea de analizar este delito en nuestro estudio Homicidio: una mirada a la violencia en México. Los resultados de la investigación efectuada evidencian que faltan muchas cosas por hacer para atender el problema del feminicidio en nuestro país pues encontramos que:

a. Aunque desde 2007 contemos con una Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en la cual se dispone que el Estado mexicano debe desarrollar e implementar una serie de protocolos de actuación para atender este tema desde la procuración de justicia, solo 20 entidades federativas cuentan con dichos protocolos sin que esto implique todos ellos cuenten con una visión de género.

b. A pesar de la gravedad del ejercicio de violencia feminicida contra las mujeres, aún hay entidades federativas como Chihuahua y Nayarit que no cuentan con el tipo penal específico de este delito en sus respectivos códigos penales.

c. Existe una profunda incertidumbre sobre las estadísticas de feminicidios en ciertas entidades federativas como es el caso de Quintana Roo y el Estado de México. Esto se debe a que las autoridades estatales refieren estadísticas distintas ya sea en respuestas a solicitudes de información pública, en discursos oficiales o en información entregada a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En el caso de Quintana Roo encontramos que tras una serie de feminicidios ocurridos hace unos meses, el titular de la de Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) dio a conocer que durante 2014 se habían cometido trecefeminicidiosy de enero a octubre de 2015 se tenía el registro de sietecasos.Estas cifras son un tanto cuestionables dada la respuesta a una solicitud de información pública realizada por el ONC pues fue la siguiente:

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Quintana Roo a través de la Dirección de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, realizó la búsqueda minuciosa en sus archivos y base de datos electrónicos, en los que No se encontró registro alguno sobre la información referente al número de averiguaciones previas iniciadas por el delito de feminicidio ocurridos en el estado en el periodo requerido, motivo por el cual la cifra se encuentra en cero. (sic).

Palabras de Celina Izquierdo

Cuando el objetivo es compartido se construyen alianzas; cuando se requiere elaborar respuesta, se suma con los pares; ante los depredadores, es preciso hacer cardúmen.

La intención de la firma de convenio con el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) el día de hoy, tiene al menos esos tres elementos: Construimos una alianza con una organización nacional que tiene los mismos objetivos que el Observatorio de la Gobernanza la Cooperación y el Desarrollo (OGCD). Nos sumamos con nuestros pares académicos para diseñar metodologías, para compartirlas, para aplicarlas en temas en los que se ha construido relativamente poca teoría como la inseguridad, la prevención, y la política pública relativa. Y hacemos cardumen ante un fenómeno depredador que pretende disminuir el conocimiento no oficial sobre estos temas. Reduciendo este tema nodal para la viabilidad del país, en un problema de policías y ladrones, como un juego de niños. PERO, NO LO ES.

Hace unos años, se formaron decenas de observatorios de todo tipo, con todo tipo de temas y de fines y tintes. El Observatorio Nacional Ciudadano se ha dado a la tarea de conformar una Red Nacional a la que pertenezcan aquellos que:

  • tengan una metodología clara para la observación,
  • con actores relevantes de la sociedad,
  • cuyo objeto de observación sean las políticas en materia de seguridad,
  • y que generen información para desarrollar las capacidades ciudadanas ante el fenómeno delictivo.

El Observatorio de la Gobernanza para la Cooperación y el Desarrollo tiene total coincidencia con este esfuerzo y es por eso que hoy firmamos el compromiso de iniciar el proceso de certificación para pertenecer a la red.

¿Por qué esta alianza es importante para Quintana Roo?

Actualmente, en mi percepción, se generaliza una sensación perversa ante las listas de inseguridad; si se muestran los 10 municipios más inseguros del país, nos buscamos…. Benito Juárez...: no está, “salvados”. Y no importa si Acapulco tiene un índice de 72. 60 o que Chilpancingo 55.02. No tomamos en cuenta que las personas que huyen de esas condiciones, muchas de ellas vendrán acá, a engrosar las filas de quienes requieren trabajo, demandan satisfactores urbanos. Imagino que a quienes gobiernan les pasa lo mismo, buscan y después del lugar quinto si no encuentran el nombre de su estado o municipio: se dan por bien servidos.

Ahora que si se trata de violación sexual y Solidaridad está en primer lugar con una tasa de 51. 88 en primer lugar de todos los municipios y OPB con 40. 1 en segundo lugar y Cancún en el cuarto lugar con 38.16; entonces, bueno pues no hay nada que hacer sino esperar a que otros municipios empeoren y remonten la cifra, porque quienes estudiamos sabemos que el fenómeno aquí en Q. ROO, este penoso lugar lo ocupamos desde hace más de 4 años, y no ha habido día en que no lo divulguemos y exijamos al menos un laboratorio de ADN, y la suspensión del embarazo cuando es producto de una violación y no hay una sola política pública para disminuirlo, para atenderlo, para darle la cara, no hay ni protocolo de feminicidios. Les recomiendo leer el informe final del grupo de trabajo de la alerta de género para Q. Roo que ha hecho una descripción clara de la condición de violencia en el estado…

En esta alianza con el ONC, el OGCD aportará lo que ha construido, metodología, sistemas electrónicos para generar indicadores, índices, georreferencia que son nuestra fortaleza, sumado a la perspectiva de género, los lentes de género para el análisis de todos los fenómenos, con la que trabajamos. Porque no son lo mismo las lesiones dolosas en el caso de los hombres que en el de las mujeres. Por ejemplo, las cifras nacionales de este fenómeno se presentan en totales sin separar a hombres y mujeres; si lo hiciéramos, veríamos una gran diferencia, podríamos analizar dos fenómenos totalmente distintos con el mismo nombre. En el caso de los hombres, las lesiones dolosas se dan generalmente en el espacio público, en la calle, y en general es hombre contra hombres. En el caso de las lesiones dolosas contra mujeres, se dan en un altísimo porcentaje en el espacio privado, en las casas y generalmente es de un hombre contra una o unas mujeres, ¿Es el mismo fenómeno? ¿Podemos decir que tiene las mismas causas? Claro que no, ahí la perspectiva de género es el lente necesario para poder entender, atender, y disminuir este y todos los fenómenos.

La seguridad o la inseguridad para llamarla por su nombre, tiene una connotación muy masculina; la inseguridad si tiene sexo, y esa es una de las aportaciones en esta alianza.

Los derechos humanos son un bien que se conquista todos los días. Cómo Sísifo, hoy conquistamos el derecho de reunión con nuestros pares; el derecho a la información no solo a obtenerla sino a construirla; el derecho inalienable a decidir qué tipo de país queremos.

Más imágenes



Más información

Puede encontrar otros artículos del Observatorio consultando las redes sociales disponibles en la parte inferior

Histórico